Chicago

Millenium ParkTal vez porque no me gustaba lo que veía en las películas o simplemente por puro prejuicio injustificado, Estados Unidos jamás estuvo entre mis destinos de preferencia. Tuve que enfrentarme a mi engreído raciocinio y esperar a las mejores circunstancias para decidirme a ir. Y arrastrado por el vendaval de emociones que preceden a cualquier viaje, puse rumbo a Chicago.

Era septiembre, el verano llegaba dulcemente a su fin y la Ciudad de los Vientos me recibía con un sol en decadencia pero todavía apacible. Afortunadamente, no fui testigo de las atrocidades que el invierno es capaz de cometer en el medio oeste americano. Y si bien aquello no se parecía en nada al final de un verano, el clima nunca fue un inconveniente en nuestro viaje por aquella zona.

Ashley había alquilado un apartamento en el barrio de Edgewater, un poco alejado del centro pero cerca de unas playas hermosas, casi marítimas. Chicago está a orillas del Lago Michigan, tan inmenso y despiadado como un mar, tan dulce e impredecible como un río. Asusta contemplar el horizonte vacío y tratar de entender que es sólo un lago el que se explaya frente a nosotros.

El departamento era exquisito, con vistas al lago y a los rascacielos del centro. No podía esperar, la curiosidad y el entusiasmo de conocer disimulaban cualquier otro sentimiento. No tenía hambre, no notaba las 7 horas de diferencia, sólo quería zambullirme en la ciudad.

Vistas desde el departamento

Entonces, las dudas se convirtieron en certezas. Gracias a Hollywood la sociedad estadounidense no nos es tan ajena, y si no existiera ese “colonialismo” cinematográfico, conocer el interior de Estados Unidos sería más extraordinario que viajar al más remoto de los lugares de la tierra. Todo tiene una mezcla de inusual, grotesco y extravagante. Pero en Chicago, en particular, tampoco se olvidaron de la belleza y la gallardía e hicieron una ciudad hermosa, armónica.

Rascacielos de ChicagoLos rascacielos no son feos simplemente por ser rascacielos. Eso lo aprendí ahí, donde cada edificio, a pesar de su altura ciclópea, no desentona y posee sorpresa en su majestuosidad.

Subimos al edificio John Hancock Center, un coloso oscuro de 344 metros de altura que domina, fastuoso y elegante, la ciudad.

En el piso 96 hay un bar-restaurante donde se puede beber una buena cerveza contemplando un solemne atardecer sobre la planicie diáfana del medio oeste.

Otra vez en la calle, caminando llegó la noche y la hora de cenar. Ya estaba Jordan, un amigo local de Ashley, con nosotros para enriquecernos el tour con cuentos y memorias de la ciudad. También fue el encargado de enseñarnos la gloriosa y legendaria Deep Dish Pizza de Chicago. Podría escribir un post entero (De hecho, alguien ya lo ha descrito a la perfección) dedicado a este soberbio plato pero intentaré resumirlo en unas pocas líneas. Es una reinversión, al estilo yankee, de la clásica pizza italiana y en la cual todos los ingredientes rebalsan pero ninguno sobra, donde la abundancia es cordialidad y las ganas de comer, una fiesta. Volvería a Chicago sólo para comer esa pizza una vez más.

Atardecer desde John Hancock CenterAl día siguiente, durante la mañana nos dedicamos a recorrer la costa del lago. Entre parques y playas de arena blanca se llega plácidamente al centro de la ciudad. Una vez allí, hicimos una excursión en barco a través del río Chicago donde nos contaron historias, anécdotas y recuerdos de una urbe que fue y, todavía hoy, continua siendo espectacular.

Tribune TowerLa guía expuso el origen de algunos edificios emblemáticos. También nos contó que en el siglo XIX al río le habían cambiado el sentido de la corriente para que la contaminación de la ciudad creciente no llegara al lago. Por ende, toda la contaminación de la tercera ciudad más grande del país iría hacia los pueblos del interior para terminar en el río Mississippi y más tarde en el Golfo de México. ¿Me habría gustado saber que pensaron los habitantes de esos pueblos en aquella época?

Otro detalle a tener en cuenta para hacerse una idea de la estética de Chicago es que sirvió como escenario para recrear Ciudad Gótica en 2 películas de Batman. Tal vez el edificio más representativo en ese sentido es el Tribune Tower, que además posee trozos de otras construcciones emblemáticas del mundo, como por ejemplo el Taj Mahal, el Partenón, Notre Dame y la Muralla China.

Pabellón Jay PritzkerDespués de la excursión en barco, el recorrido continuó a pie, seguramente la mejor manera de conocer esta ciudad. Paseo por el muelle y caminata por el Millenium Park para ver el incólume Bean de Anish Kapoor y el psicodélico Pabellón Jay Pritzker de Frank Gehry.

A la tarde ya emprendimos el viaje a Wisconsin en auto. Nos íbamos hacia el norte mientras Chicago se apagaba suavemente. Atrás quedaban los apoteósicos rascacielos, que a la distancia parecían frágiles torres de papel intentando, en vano, alcanzar el vespertino firmamento.

Como casi siempre, me faltaron días para poder descubrir los rincones escondidos que guarda esta ciudad. Pero lo que vi, lo que sentí, fue tan nuevo e inaudito que por un momento me creí fuera de Occidente, o por lo menos, en el abismo más profundo que esta parte del mundo pueda ofrecer.

The Bean

QUE COMER

La comida en Estados Unidos es un problema en general. Si bien hay alternativas saludables, como los mercados de granjeros y restaurantes especializados, casi todo es hipercalórico, y tanto los hidratos de carbono como los azúcares abundan en la mayoría de los platos. Además, comer sano es realmente caro y en el supermercado cuesta más la verdura que cualquier tipo de snack o comida chatarra. Una de las desventajas de esta sociedad de consumo…

 

DONDE DORMIR

Chicago tiene una oferta muy variada de alojamientos, aunque en general, como casi en todo el país, es bastante cara. Nosotros optamos por airbnb y siendo 4 personas nos costó 130 euros la noche, 32,50 euros por persona. Para Estados Unidos es un buen precio, aunque buscando se puede conseguir algo más barato, y seguro, algo más caro también.

– Damián

Recent Posts

Comments/Comentarios

3 Comments

  1. Oh my goodness! an amazing post dude. Thank you Yet
    I ‘m experiencing problem with ur rss . Do’t understand why Unable to subscribe to it.
    Is there anyone getting identical rss trouble?
    Anyone who knows kindly respond. Thnkx

    • elbigmonday
      May 30, 2016
      Reply

      Thanks for the support & for letting us know about the RSS. We weren’t aware of this issue so we will look into it and let you know. Saludos!

    • elbigmonday
      May 31, 2016
      Reply

      It seems to be working on our end. Could you let us know what RSS Reader you use? Thanks!

Leave a Reply

Your email address will not be published.