Diabetes en Bali

Año tras año, Bali sube en el ranking no solo como uno de los destinos más top del mundo, sino también como envidiable hogar para una creciente comunidad de expatriados. Adictos al surf, maestros de yoga y nómadas digitales argumentan que esta idílica isla de Indonesia ofrece más beneficios que el frenético estilo de vida del mundo occidental, y todo por un imbatible costo de vida.

Pero si eres un adicto al surf, un maestro de yoga, o un nómada digital y también diabético, la calidad del sistema de salud podría ser el factor más importante a la hora de decidir donde vivir o viajar. Entonces quisimos saber si Bali podía proveer el mismo nivel de sanidad que España y nos pusimos a buscar fuentes en la isla. Mandamos muchos emails, llamamos a clínicas de salud y nos presentamos en el hospital público de Denpasar antes de ponernos en contacto con BIMC en Nusa Dua.

BIMC es un hospital privado de habla inglesa y dedicado específicamente a turistas. Nosotros pudimos entrevistar a Dr. Raymond Sebastian Purwanta, Sp. PD, doctor de medicina interna en BIMC, para que nos contara los medios disponibles en el hospital y también para aprender un poco sobre la diabetes en el país.

BIMC

Desde el comienzo estaba claro que estábamos en buenas manos. El BIMC está ubicado en Nusa Dua, el corazón de la zona de turismo de resort. Pasas por un puesto especial de seguridad para entrar a la zona y el cambio es evidente. Calles más anchas y perfectamente pavimentadas, el paisaje es verde y cuidadosamente cortado y el tráfico circula armoniosamente alrededor de rotondas decoradas. El hospital BIMC está claramente indicado en las señales y es fácil de encontrar, aproximadamente a 2 minutos del puesto de seguridad.

Cuando llegamos, Oka, el gerente de marketing, estaba esperándonos para darnos un tour por las instalaciones. Además de urgencias y los servicios básicos de un hospital, BIMC también tiene un centro de diálisis, una clínica dental y un centro de cirugía estética.

“BIMC es pionero entre los hospitales de Bali” nos explicó el Dr. Raymond. “Es el primer hospital en Indonesia con acreditación de Australian Council on Health Care Standards – International. También somos los primeros en crear el turismo de salud en Bali. Somos un hospital de habla inglesa diseñado para trabajar con turistas. En otros hospitales, algunos empleados pueden hablar algo de inglés, pero no todo el personal puede hacerlo fluidamente. En nuestro hospital no tendrás ningún problema para comunicarte.”

Dr. Raymond es doctor en medicina interna y trata a adultos y ancianos. En Indonesia, un doctor en medicina interna también sería el primer contacto para un paciente diabético. “También tenemos endocrinólogos en Indonesia, pero un diabético usualmente es tratado por un doctor en medicina interna ya que no tenemos tantos endocrinólogos”- nos contó. “Si es necesaria una segunda opinión o hay algún tipo de emergencia, por supuesto, remitiríamos el paciente a un endocrino.”

Aproximadamente el 85% de los pacientes de BIMC son turistas y el 15% restante locales. Del total de turistas, entre el 60% y 70% son australianos dado a la proximidad de su país a Bali. El resto son de todo el mundo. De hecho, nos sorprendimos de encontrar la sala de urgencias inmaculada y sin actividad cuando estuvimos ahí en junio.

“Eso es porque ahora estamos en temporada baja”- dijo el doctor de urgencias. “Los australianos empiezan a llegar en Navidad y en Año Nuevo. A partir de ahí estamos llenos.”

Preguntamos que tipos de lesiones suelen ver en urgencias y las respuestas fueron las que suponíamos: surfistas con cortes contra el arrecife y algún que otro motociclista borracho involucrado en algún accidente.

Motorbiking in Bali

“No vemos mucha gente viniendo por problemas relacionados con la diabetes”- admite el doctor de urgencias. “Pero vemos venir gente con diabetes por otras razones. Chequeamos sus valores y nos damos cuenta que tienen diabetes y lo tenemos en cuenta a la hora de tratarlos. Nos aseguramos que estén siempre estables.”

El centro de diálisis es el departamento que trabaja más seguido con pacientes diabéticos. Aquellos que necesiten diálisis durante su estancia en Bali tendrían que contactar con el hospital unos meses antes para hacer los arreglos apropiados, pero el servicio está disponible. De este modo, el viaje sería posible para gente que de otra forma no podría considerarlo.

Por supuesto, todo esto viene con un precio, salvo que se tenga una buena cobertura del seguro. Realmente, a nosotros nos impresionó la calidad de las instalaciones y de los servicios que ofrece BIMC y nos alegramos que lugares así existan en Bali. Sin embargo, nos asusta pensar cuan accesible puede ser un lugar como BIMC para el presupuesto de un mochilero o un expatriado que pasa unos cuantos meses en la isla. También encontrar la sala de urgencias vacía nos dio escalofríos imaginando como debe ser la situación en los hospitales públicos.

En nuestra conversación, el doctor Raymond también nos describió un poco la situación sanitaria de los indonesios.

El actual presidente, Joko Widodo, llegó al poder en 2014 y la sanidad fue una de sus prioridades. Widodo estableció un sistema de salud nacional y obligatorio conocido como Badan Penvelenggara Jaminan Sosial Kesehatan (BPJSK) con el objetivo de cerrar la brecha al acceso a la asistencia sanitaria básica para aproximadamente 250 millones de habitantes en 2019.

Anteriormente en Indonesia, un seguro privado estaba disponible solo para aquellos que podían costearlo, los más pobres recibían ayuda del gobierno y unas pocas ONG ayudaban al resto.

Ahora, los indonesios tienen acceso a los diferentes servicios de salud que ofrecen el gobierno y algunas organizaciones privadas que también han elegido participar del programa (BIMC no está actualmente involucrada en el programa). A cambio, aquellos que están empleados formalmente pagan una prima del 5% de su salario. El 4% lo paga el empleador y el 1% restante el empleado. En otras situaciones, se paga una prima mensual dentro de un sistema gradual de primer, segunda y tercera clase.

El sistema de salud es un proyecto ambicioso e incluso en 2017, todavía muchas partes del programa están en sus comienzos y todavía tienen sus fallos. La escasez de comunicación y de infraestructura hacen difícil que los indonesios usen este servicio, especialmente en las áreas más remotas.

“Bueno, yo creo que hay una diferencia de conocimiento”- asegura Dr. Raymond. “Antes del BPJKS, no todos sabían que había una sanidad disponible, y sí sabían, como acceder a sus ventajas. Pero ahora con el nuevo programa, la mayoría de la gente tiene información en el BPJKS y es más fácil para ellos conseguir su medicación.”

En teoría, un paciente con diabetes tendría su medicina cubierta por el plan nacional de salud, siempre y cuando pague su prima mensualmente. (El equipo de medición no está incluido. La tiras reactivas cuestan US$ 0,50 y los test de acetona US$3, los cuales podrían ser demasiado caros para algunas familias). Y como en la mayoría de los casos, no es tan simple como construirlo y esperar a que vengan.

“Aún hay mucho trabajo por hacer en temas como educar sobre los peligros de la diabetes”- reconoce Dr. Raymond. “La mayoría de nuestros pacientes diabéticos viven en áreas urbanas y tienen un estilo de vida muy malo. Nadie camina aquí; todos van en moto. Tenemos más comida occidental y ahora nuestra comida es más dulce. El stress, fumar, gente pensando que es cool comer en McDonald´s – hay muchos factores.”

La historia de Indonesia no es diferente a la de otros países en vías de desarrollo con una creciente clase media. Este desarrollo también viene acompañado de una mayor ingesta de calorías y hábitos más sedentarios. En 2016, cerca del 7% de la población de Indonesia tenía diabetes según los registros oficiales, pero estos son solo los casos registrados. En las zonas rurales, la tasa de diabetes sin diagnosticar podría ser del 70%.

“Ahora si, nosotros necesitamos más educación”- nos decía Dr. Raymond. “Creo que la gente educada sabe mucho sobre diabetes -Qué es, cómo prevenirla- pero nosotros todavía tenemos mucho trabajo por hacer para asegurarnos que todos saben”. La OMS declara que algunas clínicas también pueden sufrir falta de insulina u otros suplementos para la diabetes.

También le preguntamos al doctor Raymond que sucedería si un turista llega a BIMC y necesita comprar insulina.

“Tenemos insulina aquí”- explica. “El paciente necesitaría acordar una cita con nuestro doctor primero. Nosotros no podemos solo venderte la insulina, pero si podrías comprarla el mismo día de la cita. Solo necesitamos ver los certificados y las recetas de tu país y hacerte un pequeño chequeo. Tenemos insulina de acción lenta, de acción rápida y mezcla. En Indonesia no tenemos bombas de insulina, por esa razón, por favor tenlo en cuenta cuando viajas aquí. Asegúrate de traer una buena provisión”.

En general, llegamos a la conclusión de que no es un gran problema viajar a Bali con diabetes. Si estás viajando con un buen seguro de viajes o un seguro médico internacional, hay una gran posibilidad de que seas derivado a una hospital privado como BIMC en Bali. Si es así, serás muy afortunado. Sus instalaciones y su personal son espectaculares. Si necesitas comprar insulina durante tu estancia, tendrás que concertar una cita con un doctor de un hospital público o privado en Denpasar, donde habrá más posibilidades que tengan en stock. Cuanto más alejado estés, menos probable será que tengan lo que necesitas.

Bali Temple Reflection

Para los indonesios, el camino hacia el conocimiento de la diabetes es largo. Su sistema sanitario recién está empezando a funcionar, pero es alentador saber que el gobierno lo ha incluido como parte importante de su agenda.

Nos gustaría agradecer al Dr. Raymond y a Oka por haberse tomado su tiempo para hablar con nosotros y por haber compartido sus percepciones sobre su país y su profesión. Esperemos que la próxima vez que visitemos Bali veamos un país disfrutando de los frutos de un eficiente sistema de salud universal y trabajando duro para revertir las altas tasas de diabetes.

Recent Posts

Comments/Comentarios

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.