Viajar con Diabetes

(Scroll down for English version)

Un largo viaje con diabetes requiere una gran planificación, abastecerse bien de todo lo necesario, y paciencia. La lista de las cosas que hay que hacer parecerá abrumadora al principio, pero una vez que empiezas, ya te encontrarás un paso más cerca de la aventura. Para ayudarte, hemos compilado una lista de los factores más importantes que hay que tener en cuenta.

Antes de Viajar

  • En cuanto puedas, coméntale a tu endocrinólogo acerca de tus planes de viaje. El/Ella te ayudará a tomar las mejores decisiones. Por ejemplo, si estás teniendo valores anormales de glucosa, quizás deberías reconsiderar o posponer el viaje hasta que tu valores vuelvan a la normalidad. Recuerda, necesitas de una buena salud para ver el Taj Mahal.
  • Encuentra un seguro de viaje fiable, que te cubra cualquier percance que te pueda suceder producto de la diabetes. La Correduría de Seguros Barchilon ofrece un seguro de viaje que cubre cualquier inconveniente derivado de la diabetes allá donde estés. Por ejemplo, si te tienen que ingresar por una hipoglucemia, este seguro se hará cargo de los gastos que requieran tu estabilización para que puedas continuar con tu viaje. Es indescriptible viajar con la certeza de tranquilidad que te da este seguro.
  • Contacta con el laboratorio de la insulina que usas y mándales una copia de tu itinerario de viaje. Ellos deberían darte la información con el nombre y la dosis de tu insulina en cada país y como acceder a ella. En algunos países no es tan fácil comprar insulina, y en la mayoría se requiere una receta de un doctor del lugar. Si no puedes encontrar exactamente la misma marca de insulina que usas, seguramente haya alguna otra marca que tenga las mismas características que la tuya. Recuerda que en otros países la concentración de la insulina también puede variar. Generalmente la que se usa es U-100 pero existen insulinas que van desde U-40 a U-500.
  • Busca el tipo de comida que hay en cada país que vas a visitar e intenta diseñar una dieta apropiada contando las raciones de hidratos de carbono correspondientes. Si haces bien estas averiguaciones, una vez allí, podrás hacer un recuento rápido de las raciones y podrás tomar las decisiones adecuadas sobre el uso de tu insulina.
  • No compres calzado nuevo para ir de viaje. El calzado debe ser cómodo y ya deberías estar acostumbrado a él. Esto te evitará problemas si no tienes mucha sensibilidad en tus pies.
  • Encuentra un compañero/a de viaje. Viajar con alguien que sepa y entienda tu enfermedad hará que tú (y tu madre!) estén más tranquilos durante tu travesía. Dos mentes siempre son mejores que una.
  • Aprende como se dice “jugo de naranja” y “azúcar” en el idioma del país donde te encuentras. Esto te ahorrará tiempo si tienes un bajón de azúcar y necesitas procurar alguna fuente de glucosa.

Qué Llevar

Esta es una pequeña lista de las cosas esenciales que todos los diabéticos deberían llevar en un viaje. Dependiendo de la duración del viaje y del tipo de diabetes que tengas, esta lista podría variar.

  • Insulina, tiras reactivas, agujas y lancetas
    • Nota: Los doctores recomiendan llevar el doble o triple de la cantidad necesaria para tu viaje. Si tu viaje es por mucho tiempo, esto literalmente significa llevar una mochila sólo para este material.
  • Glucómetro y otro de repuesto
  • Un cuaderno donde anotar tus valores
  • Un enfriador para la insulina que usarás en el día
  • Una neverita pequeña para los trayectos de un sitio a otro
  • Una carta en inglés de tu médico. La carta debe explicar tu enfermedad, el tratamiento y la medicina que usas. Es importante incluir si eres alérgico a algún alimento o medicamento.
  • Una copia de tu seguro médico y su número de teléfono
  • Un brazalete o pulsera que diga que eres diabético.
  • Glucagon
  • Cualquier tipo de snack para usar en los casos de bajones de azúcar.

 

IMPORTANTE: Estate seguro que guardas todo en 2 maletas diferentes. También ten en cuenta que, tanto la insulina como el material debe ir contigo en el avión y nunca se debe despachar. Si le pides a la tripulación del avión, ellos deberían poner tu insulina en frío durante el vuelo.

Qué Debes Recordar Mientras Viajas

  • El jetlag podría alterar tu sueño y los horarios de las comidas. Dependiendo de la duración de tu viaje, deberías cambiar tu plan alimenticio. Si viajas al oeste, tu día será más largo y necesitarás más insulina. Si viajas al este, tu día será más corto y necesitarás menos insulina. Siempre toma como referencia el horario de tu hogar para hacer los cambios correspondientes.
  • La temperatura puede afectar la absorción de insulina. Con altas temperaturas, la insulina se absorbe más rápido y, por ende, deberías bajar la dosis en los países con clima cálido. También recuerda que la insulina siempre se debe mantener a una temperatura entre 0ºC y 30ºC. Esto quiere decir que deberías guardar tu insulina en una nevera en cuanto sea posible y llevar contigo las que estás usando en un enfriador para las excursiones del día. Si tu insulina se estropea, es probable que tome un calor amarillento. (*El Glucagon no necesita guardarse en frío.)
  • Viajar generalmente hace difícil mantener una rutina, especialmente cuando llegas al destino. El estrés o la excitación pueden generar desvaríos en tu rutina y en tus niveles de azúcar en sangre. En estos casos, procura medir tu glucosa más seguido para saber como se desarrolla.
  • Si caes enfermo durante el viaje, es probable que tus niveles de azúcar estén más alto de lo normal. Si tienes vómitos o diarrea, la situación puede complicarse más aún. Descansa, mantente hidratado y solicita los cuidados médicos necesarios para una completa recuperación.
  • Lleva contigo un calzado apropiado, tu brazalete y tu “pack” de diabético allá donde vayas. En el “pack” deberías incluir la insulina, el medidor de glucosa, el enfriador, el glucagon y algunos snacks.
  • Informa a la gente que tienes diabetes y asegúrate que ellos saben qué hacer en una situación de emergencia. Es importante que la gente cercana a ti sepa como ayudarte rápidamente.

¡Con estas precauciones, tu podrás ser tan aventurero como cualquier otro en este camino!

Pyrenees trekking


TRAVEL WITH DIABETES

Long-term travel with diabetes requires plenty of pre-planning, extra packing, and patience. The to-do list can seem daunting at first, but once you start, you’ll find yourself one step closer to your adventure and that momentum will carry you. To help, we have compiled a list of the most important factors to consider.

Before You Go

  • As early as you can, discuss your travel plans with your doctor. He/she can provide you with the necessary resources to help you make informed decisions. For example, if you are experiencing any kind of irregularity in your glucose levels, you may want to reconsider or postpone your travel plans until it stabilizes. Remember – you need your health in order to see the Taj Mahal.
  • Find a reliable travel insurance plan that is supportive of diabetics and familiar with their medical needs.  La Correduría de Seguros Barchilon offers a comprehensive travel insurance plan that includes coverage for problems related to diabetes. For example, if you need to be hospitalized due to a hypoglycemia, this insurance will take care of expenses until recovery. It was not easy to find an insurance company that covers a pre-existing condition like diabetes and we feel very lucky to have the support of a company who sees the human side of the story and believes in our mission.
  • Contact your insulin provider and send them a copy of your travel itinerary. They should be able to provide you with information on the name and dose of your insulin in each country and how to access it. Some countries may not carry your insulin, most require a local doctor’s prescription, or if you are really lucky, you might find it over-the-counter. If you cannot find your exact insulin brand, which sometimes goes by another name, it may also be possible to substitute it for another brand. Double check the insulin strength as it could vary by country. U-100 is generally used, but insulin ranging from U-40 to U-500 also exist.
  • Research the type of food offered in the countries on your travel itinerary and design a diet with appropriate choices and portions for your conditions. By creating this log in advance, you will be able to make faster meal decisions and maintain a more accurate control of your carbohydrate intake.
  • Buy and break in any new footwear before you go in order to avoid blistering and other foot problems. You can’t go wrong with a good pair of hiking boots.
  • Find a travel buddy. Traveling with someone who knows how to monitor your condition and respond quickly in an emergency situation will put you (and your mother!) more at ease. Two minds are always better than one.
  • Learn how to say “orange juice” and “sugar” in the languages of the countries where you are traveling. This will save time when you experience an unexpected drop in your glucose levels and need to look for a sugar source.

What to Bring

This is a short list of packing essentials for Type 1 diabetics. Depending on the kind of trip you are planning and the type of diabetes you have, your travel needs may vary.

  • Insulin, test slips, needles & lancets
    • Note: Doctors recommend bringing double or triple the amount of supplies for the duration of your trip. If you are traveling long-term, this quite literally means bringing another suitcase.
  • Glucose monitor & back-up
  • Diabetes logbook
  • Insulin day cooling case
  • Mini-cooler or lunchpack
  • A letter and prescription from your doctor in English. The letter should explain your treatment plan and list any medication or devices you use. It is also important to include any food or prescription allergies. While you should have enough supplies to last the duration of your trip, a prescription is practical in case of emergency.
  • A copy of your insurance policy and phone number
  • Medical bracelet
  • Glucagon
  • Snacks (granola bars, crackers, etc.)

IMPORTANT: Make sure you pack everything in two separate suitcases. Your insulin supplies must be with you in your carry-on, NOT in your checked luggage. Upon request, flight attendants are often willing to store your supplies in the airplane refrigerator during the flight.

What to Remember While Traveling

  • Jetlag may alter your sleeping and eating habits. Depending on the length of your journey, you may need to change your meal plan.If you fly west, you will experience a longer day and may need more insulin. If you fly east, your day will be shorter and less insulin may be required. Keep your watch on your home timezone to keep track of your injections.
  • Temperature can affect your insulin absorption. Insulin absorption occurs more quickly in high temperatures so you should decrease your dose of rapid insulin in countries with hot weather. Also remember that insulin must always be kept between 0 and 30 degrees Celsius. This means that you should store your insulin in a refrigerator whenever possible and carry a cooling pack with you on your day excursions. (*Glucagon does not have to be refrigerated.) If your insulin goes bad, it will take on a yellow color.
  • Traveling makes it more difficult to maintain a routine, especially when you first arrive. Stress or excitement can cause you to forget to take your insulin or skip a mealtime. Make sure that you are monitoring your glucose levels at least two times a day.
  • If you get sick while traveling, your glucose levels will be higher than normal. If you are unable to keep down food or liquids, the situation may become more serious. Make sure that you get the rest, hydration and medical care that you need in order to make a full recovery.
  • Wear appropriate footwear, your medical bracelet, and take your day pack with you wherever you go. It should include your insulin, glucose monitor, cooling pack, glucagon, and plenty of snacks.
  • Inform people that you have diabetes and make sure they know what to do in an emergency situation. As awkward as it may feel, it is important that the people close to you know how to help you quickly.

With these extra precautions, you can be just as adventurous as anybody else on the open road!

Basque Country Coast

3 Comments

  1. Fran
    October 7, 2016
    Reply

    Hola Damian,
    soy diabetico y viajero como tu, y me encanta este blog. Hace poco que lo conoci y no paro cuando puedo de leer tus post (casi siempre leo lo principal y voy a lo importante, dormir y comidas, por supuesto) ya que me encanta el saber de cada ciudad lo verdaderamente importante para nosotros los diabeticos. Me encantaria hacer algo asi, y me gustaria saber como haces para constearte los viajes, si es por cuenta propia o los colaboradores te ayudan (en este caso, dime que hiciste para intentar imitarte jeje) y si los viajes son seguidos o despues de cada uno vuelves a bilbao (una de las pocas ciudades que me faltan de España).

    un saludo desde sevilla con envidia (de la buena), fran.

    • elbigmonday
      October 7, 2016
      Reply

      Hola Fran,
      Nos alegra que te guste el blog y que te sirva la información que ponemos en él.
      Con respecto a tus preguntas, los viajes siempre nos los costeamos nosotros. Nos parece que es la mejor manera de gastar el dinero que ganamos trabajando. Los colaboradores nos dan una gran ayuda en todo lo que pueden y generalmente lo que nos ofrecen hace que podamos ahorrar dinero para después gastarlo en el viaje. Pero el dinero siempre va por cuenta nuestra.

      Hasta ahora siempre hemos vuelto a Bilbao. Hemos hecho viajes largos de más de un mes pero con una fecha de vuelta para reincorporarnos a nuestros trabajos. Pero en noviembre vamos a Nueva Zelanda sólo con billete de ida y con la intención de dar la vuelta al mundo. Así que no sabemos donde vamos a terminar, pero Bilbao siempre será nuestra casa. Y te recomiendo que lo conozcas, es una hermosa ciudad.

      Un gran saludo desde Bilbao

  2. Adrián
    June 1, 2016
    Reply

    Nice Blog Ashley! 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published.